Fotografías: Raquel Serrano y Andrea Nogales

Compañía española Alejarlos a la “conquista” de México

Por Raquel Serrano (desde México, DF). Cuatro actrices, una directora y un objetivo: la conquista de los escenarios de México.

Por Raquel Serrano (desde México, DF)

Cuatro actrices, una directora y un objetivo: la conquista de los escenarios de México. Con esta pretensión llegó hace apenas unos días la compañía española (melillense) de teatro Alejarlos al Distrito Federal y lo hizo para participar en el Festival Internacional (Independiente) de Teatro Intimo (FITI) / Improbocas 2015, un festival que comenzó en septiembre y que finaliza esta semana.

Todo un mes dedicado a las artes escénicas que ha permitido concentrar a actores y directores de varios países del mundo: Chile, Argentina y Portugal, entre otros.

Alejarlos consiguió su propósito con Sala de Espera y únicamente bastaron unos minutos de función para conseguir meterse al público asistente en el bolsillo. La calidad del texto de Carlos Rico junto a la dirección de Alejandra Nogales y la perfecta interpretación de May Melero, Mar Serrano, Gloria Escudero y Violeta Manzanero fueron las claves del éxito cosechado.

Foto: Raque Serrano y Andrea Nogales
Foto: Raque Serrano y Andrea Nogales

La fuerte carga social de la obra no pasó tampoco desapercibida para nadie. Sala de Espera es un proyecto que ha sabido combinar la ironía, el humor y los sentimientos de cuatro mujeres separadas en el tiempo pero unidas por la falta libertades, anhelos y esperanzas, mujeres que han sufrido a causa de los hombres y de la sociedad , mujeres del ayer y de hoy, en definitiva, mujeres de siempre

Revista Puro Teatro ha tenido la oportunidad de dialogar con la directora de Alejarlos, Alejandra Nogales, sobre cómo ha vivido esta experiencia.

Sala de Espera ha sido la única obra española que se represente en el Festival. Llegó tras haber sido seleccionada entre numerosos trabajos de todo el mundo. Entiendo que satisfecha e ilusionada…

R: Satisfecha, ilusionada, agradecida y emocionada. Que nuestro proyecto guste en la otra parte del mundo da fuerzas para seguir adelante en esta profesión.

¿Había remitido algún otro proyecto en ediciones anteriores?

R: No, es la primera vez que movemos un proyecto a nivel internacional

Respecto a la obra… ¿Cuál es su argumento?

R: Amparo, Lana, Socorro y Clara, son cuatro mujeres que se encuentran en una SALA DE ESPERA, podría ser la sala de espera de una peluquería, de un médico, en definitiva, en la sala de espera de la vida o de la muerte porque estas mujeres están muertas en vida. Sin conocerse de nada van a ir despojándose de las caretas que las cubren y juntas van a tomar las riendas de sus vidas.

AMPARO es interpretada por May Melero. Ha vivido al amparo, resguardada de la vida, protegiéndose del qué dirán. De tanto pensar en las consecuencias de sus actos se ha quedado calva. Vive sufriendo los ¿y si hubiese? ¿y si fuera? Es una mujer que se responde con preguntas.

Foto: Raquel Serrano y Andrea Nogales
Foto: Raquel Serrano y Andrea Nogales

CLARA (Mar Serrano) es dulce pero también salada. “Clara se convirtió en una Clara cada vez más oscura” y hoy da rienda suelta a todo lo que calló mientras limpia la lápida de su marido y habla consigo misma, con su marido y algún que otro visitante del Cementerio de los muertos vivos.

SOCORRO (Violeta Manzanero) es actriz frustrada que trabaja como periodista. Es una hormiga segura siguiendo al que va delante va bien pero un día descubre que es una cigarra y es tarde. Solo puede cantar su réquiem. No ha conseguido nada de lo que soñó en esencia pura, pero como se ha ido conformado ha obtenido una bonita chocolatina de sucedáneo de vida.

LANA (Gloria Escudero) Solo ve futuro, no disfruta del presente, se evade de su pasado, se precipita, cae, se tropieza, no cura sus heridas y sigue corriendo. Cree que busca, pero en realidad huye. Valora todo lo nuevo como positivo sin caer en la cuenta de que lo último de la vida es la muerte.

¿Por qué piensa que ha sido seleccionada para este festival?

R: El Comité Seleccionador nos comentó que esta obra cumplía con la calidad escénica artística para formar parte de este «magno evento». Las claves del éxito de «Sala de Espera» es el maravilloso texto y que son cuatro mujeres, cuatro actrices, cuatro personajes hablándote desde las entrañas, sin artificios ni movimiento, sin escenografía, interpretación pura y dura, sentimientos a flor de piel. Las personas asistentes se ven reflejadas en cada uno de los personajes pasando por un amplio abanico de emociones.

Su amigo y escritor de esta obra, Carlos Rico, decía algo así como que “la realidad es multiprismática” y que había que elegir la realidad. Vemos que en la suya el papel de la mujer está muy presente. ¿Reivindicación social, feminismo o casualidad?

R: No creo en la casualidad. ¿Reivindicación social, feminismo? Por supuesto. Como mujer, como creadora y directora, me gusta hablar de lo que conozco y el escenario es un espacio idóneo de reivindicación. Lo mismo hacía Frida Khalo en sus pinturas. El autor, en una ilustración, escribió: «no es un grito de espanto, es un grito de libertad». Mientras haya sitios donde las voces de las mujeres siguen siendo un susurro, tenemos que seguir gritando por nuestra libertad.

¿Qué reacción buscaba generar en el espectador con esta obra?

R: Que disfruten, que se emocionen, que se enfaden, sorprendan, indignen, lloren y rían. ¿Muy pretencioso, no? Pero estas mujeres pueden hacer esto y más.

Ha sido una jornada intensa: funciones, ponencias, mesas redondas … ¿Cómo ha vivido estos días y sobre qué versó la charla que ofreció?

Foto; Raquel Serrano y Andrea Nogales
Foto; Raquel Serrano y Andrea Nogales

R: Desde nuestra selección no nos han dado tregua, buscando apoyo, patrocinio y la logística de la participación. Llegamos a la fecha de salida con cierto cansancio debido a los últimos días de preparativos, medios y viajes, pero la ilusión es nuestra cafeína y hemos intentado dar lo mejor de nosotras. Sobre mi ponencia en la sección off del festival, denominado ‘Detrás de la escena’ se centró en las reses sociales y el teatro. De lo que se trató fue de compartir todos mis conocimientos sobre cómo sacarle el mayor beneficio a las Redes Sociales para nuestros proyectos.

Director y escritor son partes fundamentales de cualquier función, al igual que sus actrices ¿En qué se basó para su selección?

R: Para mí hay dos aspectos fundamentales a la hora de cerrar un casting:
1. El perfil. Que la actriz sea lo más parecido al personaje a interpretar.
2. El factor humano. Para mí es muy importante que el ambiente laboral sea muy positivo ya que trabajamos con emociones y sentimientos y, al final, convivimos muchas horas y compartimos grandes momentos, como este viaje a México.

En estos tiempos son muchos los actores que han emigrado a América Latina para labrarse un futuro. ¿Está pasando el teatro por uno de sus peores momentos en España?

R: El teatro en España está agonizando, no nos dejan respirar. Hacer teatro en España es impactar contra un muro, el burocrático, una y otra vez y que hace que sea insostenible porque tenemos que pagar por trabajar. Llega un momento en el que las fuerzas te flaquean y piensas que no merece la pena. Sin embargo, la vocación es mucho más fuerte.

Pese a ello, las Administraciones locales parecen estar apostando por las artes escénicas. De hecho, la compañía ha contado con el patrocinio de la Ciudad Autónoma de Melilla. ¿Cómo nace esta colaboración?

R: Desde el Festival se nos invitó a buscar patrocinio, siendo conscientes del gran esfuerzo que le supone a una compañía española desplazarse a México. Los Asuntos Exteriores de México, junto con la compañía organizadora «Improbocas», concedía a la empresa, entidad o persona que nos patrocine, el reconocimiento «Embajadores de la cultura y el arte: Hermanando patrias».

Barajamos varias opciones y llamamos a varias puertas. Siendo jóvenes y mujeres, llegamos a la conclusión de que la Viceconsejería de Juventud y Mujer era la idónea para apoyarnos porque yo soy de Melilla. Fue entonces cuando nos pusimos en contacto con Isabel Moreno, Viceconsejera de la Ciudad Autónoma, y desde el primer momento entendió que necesitábamos su apoyo y que la ocasión lo merecía. , al ser la única compañía española seleccionada y la única formada exclusivamente por mujeres.

La compañía Alejarlos lleva a sus espaldas muchos premios y reconocimientos… ¿Cuál será su próximo reto?

R: Un infantil que tenemos entre manos y, por supuesto, poder abrir camino en Latinoamérica después de este primer contacto.

¿Un deseo para el futuro?

R: Muchas oportunidades para los nuevos proyectos que tenemos entre manos y ¡LARGA VIDA A ALEJARLOS!

Noticias relacionadas

Teatro melillense representa a España en festival internacional en México

La obra labios de la Compañía Alejarlos cierra temporada de teatro de la Sala Fli de Sevilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.