El pan y la sal: un clamor contra la desmemoria y la impunidad

En el territorio español hay más de 2.000 fosas comunes, en las que se encuentran al menos los restos de 114.226 hombres y mujeres detenidos desaparecidos…

En el territorio español hay más de 2.000 fosas comunes, en las que se encuentran al menos los restos de 114.226 hombres y mujeres detenidos desaparecidos. Son personas que fueron vil y cobardemente asesinadas por la represión franquista; y que, gracias a la incansable labor y al trabajo voluntario que realizan anónimamente sus hijos y nietos desde hace más de quince años – y sin ningún tipo de apoyo institucional-, hoy podemos dimensionar y aquilar de algún modo.

Se trató de uno de los capítulos más horrorosos del holocausto español que ninguno de los sucesivos gobiernos, devenidos de la interesada e (in)modélica transición española a la democracia, han querido investigar ni reparar en lo más mínimo.

Por el contrario, en febrero de 2012 fue llevado a juicio el exmagistrado Baltazar Garzón -luego de la (increíble) denuncia del sindicato ultraderechista «Manos Limpias»- por intentar investigar estos alevosos crímenes (y desapariciones forzadas) de lesa humanidad, tras acoger a trámite las denuncias presentadas por los familiares de los desaparecidos.

Lo dicho en este inconmensurable juicio contra el simbólico exJuez de la Audiencia Nacional (que, dicho sea de paso, finalmente fue defenestrado por investigar una de los más escandalosas tramas de corrupción que involucraba directamente al Partido Popular (PP), el partido que gobierna España por mayoría absoluta), fue, felizmente, llevado a escena -a modo de lectura dramatizada- por un puñado irrepetible de actores, que nos recuerda que España ostenta el horroroso y vergonzante record del ser el país que más detenidos desaparecidos tiene después de la Camboya de Pol Pot.

Se trata, en definitiva, de un imprescindible relato teatral de recuperación de la memoria histórica y contra la barbarie del terrorismo de Estado, la impunidad y el olvido…

Un verdadero clamor contra el silencio y el olvido institucional orqueestado sobre la tragedia más honda de la historia reciente de España, por parte de estos infatigables familiares de las víctimas que brindaron testimonio respecto de cómo fue que desaparecieron, fundamentalmente, sus padres y abuelos.

Debate tras la lectura dramatizada

El pan y la sal

Dirigida por Andrés Lima. Con Nuria Espert, José Sacristán, Pepe Viyuela, Gloria Muñoz, Emilio Gutierrez Caba, Tristán Ulloa, Gonzalo de Castro, Alberto San Juan, Mario Gas, Juan Margallo y Natalia Diaz.

La obra fue presentada el 26, 27 y 28 de octubre pasado en El Teatro del Barrio. «Un lugar para hacer política desde la cultura y la fiesta», ubicado en c/ Zurita 20 del mítico barrio de Lavapiés en Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *