El asesinato de García Lorca ante la justicia argentina

(Andalucía, España). Lorca es el detenido desparecido/ejecutado político más tristemente célebre de la historia de la Humanidad, todo un símbolo del horroroso holocausto español…

Lorca es el detenido desparecido/ejecutado político más tristemente célebre de la historia de la Humanidad. Todo un símbolo del horroroso holocausto español, cuyo asesinato -luego de 80 años de los hechos- nunca ha sido esclarecido; manteniéndose, de este modo, en la más absoluta impunidad. Al igual que sus restos, pese a los serios (aunque inútiles) esfuerzos que aun se encuentran realizando diversos especialistas, en la quebrada de Víznar, siguen sin ser hallados. Cabe destacar que España exhibe el impresentable y vergonzante record de ser el país del mundo con más fosas comunes y detenidos desaparecidos, después de la Camboya del Pol Pot.

Es por ello que la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), que preside a nivel nacional Emilio Silva, está trabajando en la próxima interposición de una denuncia por el caso del asesinato de Federico García Lorca ante la justicia argentina, en tanto que la (in)justicia española “ha cerrado todas las puertas posibles”, tal y como señaló Silva a hoy día a Europa Press.

La ARMH -en boca de Emilio Silva- sostiene que “en el caso de Lorca y en el del resto de asesinados durante la Guerra Civil no se puede alegar prescripción de delitos, sino que las investigaciones deben obedecer al “principio de justicia universal”.

En virtud de lo cual y de la aparición -el pasado mes de abril de 2015- de un informe de la Jefatura Superior de Policía de Granada fechado dirigido al gobernador civil de esa provincia (fechado el 9 de julio de 1965 y 29 años después del alevoso crimen) y que alude al asesinato de García Lorca en el entorno de Fuente Grande (Alfacar, Granada), llevó a este colectivo a plantearse el asunto de presentar ante la jueza argentina María Servini de Cubría, que lleva varios años investigando y recibiendo denuncias sobre los crímenes franquistas.

Según lo señalado por el presidente de la ARMH, el referido documento -el primero que por primera vez incluye detalles de las (sin)»razones» del asesinato del poeta dramático granadino y que les arribó anónimamente- define a Lorca como «socialista» y «masón»; y «que pertenecía a la logia ‘Alhambra’, en la que adoptó el nombre simbólico de Homero». También señala que “estaba tildado de prácticas de homosexualismo, aberración que llegó a ser vox populi”; no obstante, insiste, también, en que “lo cierto es que no hay antecedentes de ningún caso concreto”.

Cabe recordar, a su vez, que el poeta mártil fue vil y cobardemente asesinado «junto a otra persona de la que no se dan más datos, después de haber “confesado” y estaría enterrado a unos dos kilómetros de ‘Fuente Grande’», según el informe en cuestión.

“Nosotros sospechamos que en el Ministerio del Interior hay documentación muy similar sobre otras víctimas y por eso le hemos pedido poder acceder a ella, sin resultado”, ha señalado Emilio Silva. A la par en que insiste que se trata de un documento en donde se reconoce explícitamente y por primera vez las espurias y verdaderas (sin)»razones» del asesinato del poeta.

Y, es evidente que, luego de que el juez Baltasar Garzón fuera inhabilitado tras sustanciar causas contra los crímenes del franquismo en la Audiencia Nacional, a la ARMH no le queda más remedio que recurrir a la justicia argentina.

El referido hallazgo -de una importancia histórica capital- señala en uno de sus pasajes neurálgicos que Lorca “fue sacado del Gobierno Civil por fuerzas dependientes del mismo y conducido en un coche al término de Víznar (Granada) y en las inmediaciones del lugar conocido como ‘Fuente Grande’, en unión de otro detenido cuyas circunstancias personales se desconocen, fue pasado por las armas después de haber confesado, según se tiene entendido, siendo enterrado en aquel paraje, muy a flor de tierra, en un barranco situado a unos dos kilómetros a la derecha de dicha ‘Fuente Grande’, en un lugar que se hace muy difícil de localizar”.

Asimismo, destaca el hecho de que Lorca se encontraba alojado en la casa de la familia Rosales (en donde finalmente fue detenido), y que el poeta sintió “miedo” en dos registros policiales previos en su propia casa de la Huerta de San Vicente en el verano de 1936.

Finalmente, respecto del valioso hallazgo en la oportunidad, Ian Gibson, destacado hispanista y experto en Federico García Lorca, ha señaldo que aunque no ofrece información nueva sí tiene importancia en cuanto a que oficializa los datos ya conocidos, sí demuestra que Lorca fue fusilado por orden del Gobierno Civil de Granada.

“La nota informativa es muy importante en cuanto a que es la respuesta a la información que solicita el Gobierno de Franco y porque en ella se dice que fue una ejecución oficial”, manifestó Gibson hace un año a Europa Press.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *