ENTEPOLA: Festival Internacional de Teatro Popular

Por Yevgeni Mayorga (Desde Valencia, España). En el verano chileno, enero y febrero del 2015 tuve la oportunidad de presentar en varios teatros, salas y festivales una de las últimas producciones de nuestra compañía Lluvia Horizontal.

Por Yevgeni Mayorga (desde Valencia, España)

En el verano chileno, enero y febrero del 2015 tuve la oportunidad de presentar en varios teatros, salas y festivales una de las últimas producciones de nuestra compañía Lluvia Horizontal Sólo el hombre solo, un espectáculo de teatro gestual que fue compartido con más de 2000 espectadores recorriendo varias ciudades como Valparaíso, Osorno, Salamanca y Santiago por supuesto. En la capital pudimos participar de ENTEPOLA festival de teatro popular que nació a finales de la dictadura chilena y del que tuve la satisfacción de ser organizador ya que durante algunos años pertenecí a la compañía La Carreta gestora de este y muchos otros eventos a nivel social.

No muchas conversaciones pude tener con mi amigo y compañero David Musa (director de Entepola) porque el trepidante ritmo de organizar, producir y ejecutar esta fiesta teatral requiere de mucha paciencia, trabajo y dedicación y por supuesto tiempo. Aún así tuvimos algunos momentos para recordar y ordenar los hechos, los acontecimientos. Y os lo resumo en estos párrafos.

La compañía de teatro La Carreta, fundadora de ENTEPOLA, comienza su aventura producto del trabajo y de la acción que se realizaba en las poblaciones en época de dictadura militar de Pinochet. Es así, como nace en 1984, la compañía de teatro La Carreta, comienza un recorrido por las poblaciones y comunas vulnerables como experiencia oficial de teatro, no para ganar dinero o ser reconocidos con sus montajes teatrales, sino, para educar con sus creaciones artísticas. Como resultado del recorrido de esta compañía por distintos sectores populares del país, además de compartir con otros grupos teatrales con la misma finalidad de acercar el teatro a la gente y en los mismos lugares, surge la necesidad de intercambio cultural.

De esta manera la compañía de teatro La Carreta se plantea la idea de hacer un primer encuentro teatral en las poblaciones, idea acogida por el centro cultural “Marichiwueu”, el cual, funcionaba en la comuna de San Ramón. En esa época, este centro cultural contaba con no más de 5 o 6 jóvenes, con cero experiencia en teatro, pero llenos de energía y con importantes acciones en pro de la comunidad, asustados pero con fuerza y convicción para generar cambios, forman parte de la organización del festival. El contexto de la crisis política estaba instalada, y los problemas a nivel comunitario en dictadura eran mucho más terribles que en otros momentos. Realizar una experiencia de este tipo no es fácil, el objetivo es sobrevivir en dictadura, teniendo como arma el teatro. Comienzan así una travesía, la cual no cuenta con recursos económicos y tampoco existe un proyecto determinado para este fin. Para generar este primer encuentro, se suman las voluntades del grupo, la ayuda incondicional de los familiares y amigos de la comunidad, los que van generando su propio espacio cultural. Después de un año de organización para este encuentro.

Finalmente, en 1987, comienza la primera versión del Encuentro de Teatro Poblacional en la Granja, lo que más adelante se conoce como, Festival Internacional de Teatro Comunitario ENTEPOLA. Este primer encuentro, que tiene una duración de solo dos días, se realizó en una cancha de futbol que facilitó la población; se contaba con un escenario humilde, facilitado por un jardín infantil, los focos eran ampolletas de casas, además, se contó con bancas para el público, era un teatro pobre en el sentido de lo social y lo económico. Llegaron 30 grupos de teatro, no solo de la zona sur, sino de distintas partes de Santiago. Esto da una dimensión de lo que se hacía en esa época. En los grupos teatrales que participan en este encuentro no existe mucha preocupación por la puesta estética, sino que, el mensaje y cómo se entrega son lo importante. Para el teatro oficial, esto es un teatro panfletario, además de humilde y sin calidad.
img_0093
Este encuentro de teatro se convirtió para la organización y la comunidad, en una forma de resistirle a la dictadura a través de las artes. El público respondió con su presencia y gratitud. De esta manera, se comprueba que la realización del encuentro era posible, efectiva, por lo mismo, se decide trabajar para un segundo encuentro teatral y con las mismas características.

David Musa (DM): El objetivo principal era sobrevivir en dictadura y era lo que teníamos a mano, no habían proyecciones, fue la práctica la proyección, fue dinámica, no fue que allá nosotros, que somos seres especiales, vamos a ser este encuentro y lo vamos construir a tantos años, no, mentira, era el encuentro en sí mismo o la necesidad de vivir. Por lo tanto, fue una forma de resistir a la dictadura la realización de este encuentro, y eso queda grabado en los espectadores, en la gente que asiste, pues cuando empezamos y terminamos las actividades del viernes y sábado la gente se retiraba del lugar llorando y las frases más recurrentes de pobladores y pobladoras eran: “esto nos salvó la vida”. Si al poblador y a las pobladoras le salvó la vida con más razón a nosotros. Bueno, yo creo que en ese minuto no se hacían tantas proyecciones, uno estaba anclado mucho más en el presente y sobre todo en las necesidades. Era un festival de carencia en todo sentido, sobre todo en temas económicos. Creó que el principal objetivo (1987, 1988, y 1989) era el tema de la dictadura y eso de alguna manera nos congregaba a muchos grupos, centros culturales, grupos de teatro. Entonces un objetivo importante era crear redes, y eso, yo creo que se logró enormemente. No era difícil convocarlo, que sé yo, habían treinta grupos locales de teatro de los más diversos. En esos momento había mucho movimiento cultural, imagínate se usaban las parroquias, movimiento muralistas, en fin. Mucho teatro, mucha gente metida en talleres, mujeres, gente de la comunidad, etc..

Con cada convocatoria se plantean nuevos desafíos. Uno de estos se presenta en el tercer encuentro de Teatro Poblacional de la Granja, en el cual, se sumaron tres compañías de teatro provenientes de Argentina, quienes llegaron a conocer la experiencia y participar de ella, estas compañías llegan de manera improvisada al encuentro, generando un conflicto en la organización del encuentro, ya que deben solucionar problemas tales como el alojamiento, la alimentación, etc. Aquí se ve claramente que es en la práctica donde se aprende, por cuanto, empieza en la marcha una reacción social orgánica natural, en cooperación y ayuda para el Encuentro de Teatro Poblacional, es así como las juntas de vecinos, los centros de madres, y ONG, comienzan a colaborar para la organización del encuentro. Finalmente, el desafío se constituyó como una exitosa primera experiencia latinoamericana.

Con la llegada de los grupos de teatro de Argentina, la organización tuvo que reestructurar su funcionamiento interno, para esto, se generaron comisiones de trabajo que optimizarían el tiempo, la calidad y la eficiencia de la organización, dándole un orden a esta nueva estructura, que marcará el comienzo de una forma de trabajo, en pro del Encuentro de Teatro, que se mantiene hasta la actualidad, la cual, rescata el trabajo en comunidad, que se genera a través de voluntades, tales como asociaciones, donde nacen las comisiones de “Casa Hogar” y de “Producción”, que son el eje fundamental del funcionamiento del festival hasta hoy en día. David Musa se refiere así al vínculo que se forma entre estos factores:

DM: Desde lo social y utilizando el teatro como herramienta, entonces entendiendo eso, lo que más se crea, son vínculos con otras compañías y agrupaciones. O sea, hay una red local, comunal, en donde se asocian la municipalidad y todos los centros, centro de madres, las famosas ONG, etc., que de alguna manera, en ese tiempo de dictadura, conforman la organización de esta primera experiencia, que es apenas de un día, que se llamaba “encuentro de teatro poblacional”. Así de concreto y simple aparentemente, y es un trabajo enorme. Hay que entender el contexto de la represión existente, eso es muy importante, porque ahora es difícil visualizarlo, pero es un tema: salir a la calle y hacer acciones públicas, ya era un acto importante de fuerza.

ENTEPOLA, es una organización y actualmente una Fundación sin fines de lucro, su misión es «Potenciar y mantener el movimiento artístico comunitario, utilizando el teatro como herramienta de formación y transformación en el ámbito social, educacional y cultural». Este encuentro ha seguido su funcionamiento y ampliación año a año, a pesar de los recursos económicos escasos que existen para las artes en general. Esta ampliación se ve, por ejemplo, en términos de días, desde sus inicios contaban con solo un par de días para llegar en la actualidad a los diez días de festival que perdura, ya que aumenta la cantidad de grupos que asisten a las convocatorias, las obras por noche y consecuentemente el aumento considerable del público. Aumentando el movimiento itinerante por otras comunas de la Región Metropolitana en paralelo al festival, que también se realiza, incluyendo la realización del festival ENTEPOLA, durante 5 días en Salamanca, cuarta región, experiencia que ya tiene 10 años, trasladándose el equipo gestor, el equipo ejecutor, y las compañías hasta ese lugar. Pero la ampliación es aún más relevante, ya que se instala como un modelo a seguir en otros países, donde se internacionaliza la experiencia con resultados importantes.

El festival ha tenido éxito con las compañías extranjeras y se ha replicado en países como: ENTEPOLA Colombia, ENTEPOLA Argentina, JUJUY. ENTEPOLA Venezuela y ahora último se suma México, además de otras replicas en países como Brasil, Perú y Ecuador. Experiencias que toman el nombre del festival, con su previa autorización, pero que no se encuentran sujetas a la organización chilena. David Musa se refiere a la internacionalización de ENTEPOLA y las relaciones con otros países así.

DM: Comienzan surgir de manera espontánea, de boca en boca de los grupos que venían, que de alguna manera vieron como un modelo de organización, (ustedes ya lo saben, que la organización se hace con los mismos grupos de teatro que nosotros hemos formado) Entonces la cantidad de voluntarios que forman las comisiones, se nutren de esos talleres o grupos y eso de alguna manera va creando un modelo de organización en donde participa la comunidad.
img_0097
Un rasgo, no menos importante, es el cambio de significado en sus siglas “ENTEPOLA”, que ha sucedido de manera espontánea con el tiempo y sus cambios de conceptos utilizados por la comunidad. En un comienzo, estos encuentros artísticos suceden en las poblaciones como un encuentro local, entonces, el término es utilizado y conocido particularmente en Chile y las siglas responden a Encuentro de Teatro Poblacional Latinoamericano ENTEPOLA. Con la ampliación y el entendimiento del arte popular latinoamericano y los cambios en el contexto histórico, sociológico y la elaboración de proyectos a nivel internacional, se les hace necesario replantearse el nombre del Encuentro. Las necesidades van surgiendo en el camino y las soluciones a ellas también, es así como posteriormente pasa a llamarse Encuentro de Teatro Popular Latinoamericano ENTEPOLA y luego “Festival Internacional de Teatro Comunitario ENTEPOLA” en la actualidad es Fundación ENTEPOLA. Esto plantea nuevas interrogantes con respecto a lo que es “lo comunitario” como parte del contexto histórico, político y social de Latinoamérica. El que da cuenta de una historia particular, dentro de un sistema económico capitalista actual. Viéndose reflejada desde un inicio, como un Encuentro Poblacional para llegar a convertirse en Fundación. Así también estas interrogantes surgen dentro del grupo de trabajo, a saber, ¿qué se entiende por “teatro comunitario”?, David Musa se refiere al cambio de siglas vivido por el festival.

DM: De alguna u otra manera, la palabra popular tenía mayor alcance, de alguna manera había una mejor aceptación del término, era más comprensible en términos, ya de atisbos en la presentación de proyectos a los diferentes organismos nacionales e internacionales. por un lado, era más local y, por otro lado, y que ver con un asunto más sociológico, ya las poblaciones, en algún minuto, ya no se llamaban poblaciones, comienzan a llamarse villas, los pobladores ya no eran pobladores, éramos vecinos, y comenzamos hablar no del pueblo, sino que de los ciudadanos, te fijas cómo empiezan a cambiar la terminologías y que tiene que ver, no solo con una terminología, sino con lo que hay atrás de esa terminología, con una ideología, comienzan a cambiar los paradigmas de la sociedad, los modelos, las miradas sociológicas.

La historia de ENTEPOLA o de cualquier organización, como en la vida y su desarrollo, no deja de tener conflictos, modificaciones y cambios, que se verán reflejados en el tiempo, en la estructura y la organización de ENTEPOLA. La necesidad de plantearse proyectos con buenos resultados, para poder financiarse, porque son una entidad sin fines de lucro, hace que los organizadores decidan dan un paso hacia la institucionalización, planteándose una nueva orgánica y convirtiéndose en Fundación ENTEPOLA el año 2013. Con respecto a este cambio habla David Musa:

DM: Nos pasamos todo el año del 2013 armando la estructura y el diseño de por qué ser fundación, y hay razones que son bastantes ingenuas, pero otras bastantes profundas. Veníamos funcionando de una manera artesanal, esto nos da una estructura y nos potencia en el diseño, nos permite mantener y sostener esta iniciativa, entendiendo “las reglas del sistema” (como Lautaro). Pero según las reglas del juego, podemos acceder a las acciones culturales, irnos a empresas con responsabilidad social, establecer alianzas con universidades a nivel internacional y nacional, tenemos muchas posibilidades para desarrollar el proyecto y hacerlo crecer con contenido (Véase Anexos Entrevista N°1).

En la actualidad, la organización de la fundación ENTEPOLA está compuesta por un directorio encabezado por David Musa (Director General), Rubí Figueroa (Directora de la Escuela Latinoamericana de Teatro Popular, ELATEP) y Enri Díaz Vallejos (director tesorero y coordinador), encargados de la producción del festival. Además cuenta con un equipo de asesores en el área de marketing, gestión, comunicación, y otros, también existe un equipo muy diverso de ejecutores (voluntarios todos ellos), como organización son los que dan vida al festival de teatro.
img_0098

ENTEPOLA 2014 contó con casi 60 voluntarios, cada uno de los integrantes tiene una función y un rol fundamental e importante dentro de la organización del festival, para hacer de esto una fiesta teatral. Además la fundación ENTEPOLA tiene asociación con distintas entidades, ya sean públicas o privadas, las cuales dan su aporte en forma de auspicio o patrocinio, también hay colaboradores y quienes ayudan a la realización del festival, ejemplos: las Municipalidad de Pudahuel y de Salamanca, Traperos de Emaus, Embajada de España, Colectivo Sustento, Fisura, Corpetchile, entre otros.

El festival se desarrolla en los meses de enero y febrero en la Región Metropolitana y Cuarta Región con presencia de un promedio de 25 compañías chilenas y extranjeras, que son representativas de las más diversas tendencias del teatro comunitario, también conocidas como técnicas de teatro popular; teatro de calle, murga, teatro circo, teatro aplicado, teatro de ciegos, teatro carcelario, teatro de tercera edad, teatro invisible, entre otros. La misión es potenciar y mantener el movimiento artístico comunitario, utilizando el teatro como herramienta de formación y transformación en el ámbito social, educacional y cultural.

Durante los 10 días que dura el festival se realizan muchos talleres artísticos dirigidos a la comunidad, donde participan jóvenes, niños y adultos del sector, además de toda la comunidad y compañías que alojan en la escuela, Existen además unas instancias muy interesantes, dirigidas a los grupos que participan con su obra o presentaciones diversas índole en el festival, llamada Desmontajes, las cuales se dedican a desentrañar el otro lado de las obras o presentaciones del festival, instalando momentos de conversación y de retroalimentación con otras compañías y participantes del festival en general. Esto permite la reflexión de los trabajos en grupo. El festival se lleva a cabo en la escuela “El Salitre” en Pudahuel, y es facilitada por la municipalidad para realizar los talleres del ELATEP y para servir de hospedaje a las compañías chilenas y extranjeras durante los 10 días (y más) que dura el festival ENTEPOLA.

El festival transforma de manera sencilla a la escuela en el hogar de las compañías de teatro que vienen de regiones y del extranjero, en el hogar de los voluntarios y de los trabajadores, gestores y asesores, todos los que hacen de ENTEPOLA viven su entorno. Las salas de clases son convertidas en habitaciones comunitarias, el comedor funciona de igual forma, siendo puntos importantes de encuentro del festival.

En cuanto a las estadísticas de ENTEPOLA, en 30 años, se han presentado más de 1000 compañías nacionales, más de 168 compañías internacionales. En cuanto a la participación del público como espectador de los espectáculos la cifra es más de 840.000 asistentes, y los voluntarios suman en todo este tiempo más de 3.000 personas.

Actividades de la Fundación ENTEPOLA

Talleres de teatro ELATEP

Otro de los pilares fundamentales de la fundación es la “Escuela latinoamericana de Teatro popular” ELATEP, la que funciona a través de dos programas comunitarios: “Taller de artes escénicas” y “Seminario de Pedagogía Teatral y Acción Social”.

Los talleres de artes escénicas que ofrece ELATEP, funcionan durante todo el año, los días sábados, en la escuela “El Salitre” de Pudahuel, y son una alternativa educativa, una alternativa de expresión corporal, de relaciones con la comunidad, además de ser gratuitos y dirigidos para niños, jóvenes y adultos sin límites de edad, y cuentan con profesores o monitores teatrales preparados para ser guías, facilitadores y orientadores de su grupo. A esto se refiere su Directora, Rubí Figueroa:

«El teatro comunitario para mi es una experiencia de relación directa con la gente, con la comunidad, porque siempre ha estado el tema, que hay teatros en que solamente se trabaja con temática popular, temática comunitaria, pero aparte de eso nosotros también trabajamos en la herramienta pedagógica que es súper importante, también en sectores comunitarios nos insertamos en la comunidad, entonces ese es para mí el teatro comunitario que yo practico o que nuestra compañía y formación práctica” (Véase Anexos Entrevista Nº 2).

La relación con los estudiantes que también colaboran y participan es fundamental y se puede ver en el testimonio de Gonzalo Martínez Millas, estudiante del Taller de Artes Escénicas de ELATEP:

“Mi experiencia en ELATEP. Este es mi primer año de estudiante en ELATEP donde he podido compartir la vida con compañeras (os), amigas (os) que las (os) tengo y los tendré siempre en mi corazón, así como con las (os) docentes, este proyecto de educación artística y comunitaria es muy relevante, porque democratiza las relaciones sociales por medio de la pedagogía teatral. Tener la posibilidad de participar en ELATEP para mí es un regalo de la vida, ya que mi gran pasión es el teatro, lo estudié como profesión en una academia, sin embargo no finalicé mis estudios por el tema económico. Estoy consciente de que muchas personas en nuestro país no han podido formarse como artistas u otras profesiones, porque tenemos una Educación de Mercado cuyo afán de lucro nos cosifica, nos mercantiliza, por ende, nos deshumaniza. Este regalo del que hablo, en el fondo, es un Derecho Humano que precisamente lo he encontrado y ejercido en ELATEP de la fundación ENTEPOLA, donde construimos una formación de calidad, de excelencia y gratuita, donde la prioridad es el ser humano y la transformación de nuestra sociedad. He percibido objetivos pedagógicos, artísticos, políticos, sociales, éticos y estéticos en la escuela, así como en los seminarios de pedagogía teatral organizados. Participé el año 2013 y este año compartiendo experiencias con personas maravillosas y diversas, que tenemos en común este amor por el Teatro y lo Social”.

La gran mayoría de los alumnos crece con estas experiencias, ayudándolos no solo a formar su núcleo social y protector sino que entregándoles sentido al quehacer teatral, cultural y social en su propia realidad y contexto social.

img_0099

img_0096

Existe también una instancia relevante y fundamental del festival, llamada “Populteatro”, el cual se abordan y presentan temáticas relacionadas a lo popular, lo comunitario, el teatro, las políticas culturales, temas de educación, de gestión cultural etc. Los exponentes pueden ser grupos comunitario, como compañías, organizaciones o personas individuales expertas en el tema, como profesores, sociólogos, Personas sujetas a relevantes Ilustración 15. Populteatro la legua emergencia, Enero 2014. experiencias en el ámbito comunitario. Estos populteatro son partes fundamentales del festival, por preocuparse de teorizar y grabar información. Se pudo observar la preocupación e importancia de sistematizar temas tan complejos como el qué hacer de ellos mismos; quienes reconocen la carencia del material bibliográfico correspondiente. Esta instancia funciona toda las mañanas del festival y se encuentra a cargo de Penélope Glass, quien y en conjunto con su propio Colectivo Sustento, lo realizan año a año, siendo ella misma quien nos proporciona la siguiente información.

POPULTEATRO es la instancia de intercambio formal entre los artistas participantes en el Encuentro de Teatro Popular Latinoamericano ENTEPOLA. Está organizado por FUNDACION ENTEPOLA, organizaciones comunitarias y otros grupos de teatro popular de Santiago de Chile. ENTEPOLA busca insertar, promover y relacionar a la comunidad con el mundo artístico, dando mayor acceso a la cultura y a la entretención.

ENTEPOLA se realiza anualmente desde 1987 en varias comunas populares de Santiago y con réplicas del mismo, en otros países de América Latina. En los encuentros en Chile han participado compañías de Uruguay, Colombia, Venezuela, Bolivia, Perú, Paraguay, México, Puerto Rico, Panamá, Brasil, Alemania, Canadá, Australia y Chile. En el plano local, por medio de este encuentro, se han creado compañías de teatro, grupos artísticos y monitores culturales.

Durante los años han habido muchas instancias de intercambio formal e informal entre los artistas participantes de ENTEPOLA. Se han realizado sesiones de crítica, talleres, charlas, reuniones y tertulias nocturnas. El primer intercambio nombrado POPULTEATRO se llevó a cabo durante ENTEPOLA ’98, que tenía su sede en Cerro Navia, una comuna periférica de Santiago. Propuesto por Antonio Damarko, un chileno residente en Australia, POPULTEATRO ’98 fue la primera tentativa para darle forma a un diálogo más fluido sobre las problemáticas del teatro y la democracia cultural.

En ENTEPOLA ’99, POPULTEATRO se desarrolló bajo el lema: “Caminante no hay camino…el camino se hace al andar.” Los temas propuestos por la Comisión POPULTEATRO fueron difundidos a los participantes antes del encuentro. En la plenaria, las siguientes propuestas (entre otras) fueron acordadas: elaborar un resumen de POPULTEATRO ‘99 para ser difundido a todos los participantes; decidir los temas de POPULTEATRO 2000 en los primeros días de ENTEPOLA 2000 y no antes; difundir una lista de contactos de los participantes en ENTEPOLA ‘99 a todos; entregar más información acerca de los grupos participantes en el escenario central; programar sesiones de evaluación o crítica después de las funciones; buscar formas de apoyar la comprensión de las obras no habladas en español, y difundir en ENTEPOLA textos de dramaturgos latinoamericanos.

Desgraciadamente, las sesiones de POPULTEATRO ’99 no fueron documentadas, y lo único que se dio a conocer fueron las propuestas de la plenaria, y éstas sólo fueron difundidas a los participantes chilenos. Teatro La Carreta y Teatro Pasmi tienen copias del documento final de POPULTEATRO 2000. Las conversaciones de POPULTEATRO 2000 se centraron en los siguientes temas: trabajo en sitios no urbanos; la crítica; arte popular en un mundo globalizado; un organismo aglutinador de grupos de teatro popular. En las Sesiones y la Plenaria hubo muchas propuestas, entre otras: promover el trabajo popular en sitios rurales; reinsertar la mesa de crítica en ENTEPOLA; y establecer una red de difusión, apoyo e intercambio entre grupos de teatro popular en América Latina, etc.

Todos los participantes recibieron una copia del documento final y una lista de contactos de todos los presentes. Sin embargo, aparte de contactos informales, la idea de la red no se desarrolló más.
img_0094
Durante el año 2000, la idea de la mesa de crítica cobró importancia y se propuso dividir POPULTEATRO 2001 en dos partes. En primer lugar, en un Conversatorio Crítico en las mañanas, una instancia de intercambio enfocada en los montajes presentados la noche anterior en el Anfiteatro de Pudahuel y, en segundo lugar, una Discusión Temática en las tardes por unos días; es decir, sesiones de intercambio sobre temas relacionados con la realidad política y social de nuestro quehacer teatral. Desgraciadamente, debido a varias razones, tales como la menor cantidad de grupos participantes este año, la mayor cantidad de grupos de corta trayectoria, la gran carga de tiempo de los talleres internos y externos, y las itinerancias, no hubo acogida para la Discusión Temática en términos de asistencia. Se decidió abandonar estas sesiones y poner mayor esfuerzo en las sesiones de crítica. De todas maneras, la meta de POPULTEATRO que es “intercambio” se logró en las sesiones de crítica de las mañanas, en las cuales brotaron también discusiones temáticas por naturaleza. Teatro La Carreta y Teatro Pasmi tienen copias del documento final de POPULTEATRO 2001.

¿Por qué y para qué?

Existen pocos estudios y escasa documentación sobre la diversidad y los quehaceres de las muchas compañías dedicadas al teatro popular. Tampoco existen instancias de intercambio y análisis de esta labor teatral. Nosotros, los trabajadores de teatro popular tenemos la responsabilidad de conversar, discutir, reflexionar y hacer evolucionar nuestro movimiento teatral, un movimiento que funciona sin apoyo institucional, pero que logra involucrar a miles de personas cada año en este mundo de expresión creativa. POPULTEATRO provee esta oportunidad, dentro de un encuentro de teatro popular, que es ENTEPOLA. Provee la oportunidad de establecer vínculos con artistas de similar filosofía u otras que están recién entendiendo esta forma de teatro, y así aprovechar de intercambiar sobre nuestros montajes y sobre temas contingentes, y llegar a propuestas concretas que avanzarán nuestro trabajo. Los documentos de POPULTEATRO 2000, 2001 y 2002 servirán como referencia para todos los grupos que participaron en ello, y para otros grupos y/o individuos e instituciones que tengan un interés en saber más sobre el teatro popular en América Latina.

En la investigación consideran como ponencias relevantes dos experiencias de Populteatro; Jorge Bozo en el Festival 2013 (Anexo N° 16); y Centro de interpretación Fisura en la legua emergencia, para el 2014 (Anexo N° 17).

La primera forma parte de acercamiento a los conceptos básicos que posteriormente pueden comprender e investigar. En el populteatro del siguiente año conocieron el centro de interpretación Fisura, ubicado en la Legua emergencia, experiencia adosada como imágenes en el anexo mencionado, en este lugar observamos diferentes modos de producción popular, como también de conceptualización al hablar de “teatro comunitario”, por no considerarse como tales, pero si compartiendo y exponiendo sus experiencias de una práctica compleja que han sabido llevar a cabo. Debido a estas disidencias no se establece cuadro comparativo analítico, ya que ellos fueron ejemplos para hacerles comprender que dentro del contexto de ENTEPOLA se observan diferentes personas y agrupaciones que están reflexionando y haciendo sobre el tema.

Seminarios

Otra de las instancias que abre espacios de debate acción y reflexión y pudieron vivenciar fue el “Seminario de Pedagogía Teatral y Acción Social”. La misma fundación lo explica como:

“El Seminario de Pedagogía Teatral y Acción Social, es una fuente viva de sensibilización respecto a viabilidad de la transformación social; enfocado para aquellas personas que trabajan en las áreas de las Ciencias sociales, educación y los profesionales vinculados con el mundo del Arte. Durante el 2013, se realizó su primera versión en la Corporación Cultural de Lo Prado, en el Centro del Adulto Mayor de Macul, en la Corporación Cultural de Recoleta, contando con la participación de más de 300 personas. Este 2014, se realizó el Seminario de Pedagogía Teatral y Acción Social, versión II, “Camino a la Metamorfosis Social”, basado en Paulo Freire, Augusto Boal y Pichón de Ri (www.entepola.cl).

Penélope Glass, docente del Seminario Pedagogía de la Esperanza Activa: Teatro y Comunidad, relata su experiencia en la realización de la primera versión de dicho seminario este 2014:

“Fue nuestra intención, como es de costumbre en el Colectivo Sustento, provocar reflexión sobre el “¿por qué?”, “¿para qué y quién?” y “¿cómo?” hacemos teatro. También fue intención, re-introducir los pensamientos siempre relevantes del gran pedagogo crítico brasileño Paulo Freire. Creo que las dos intenciones se cumplieron cabalmente. Somos hacedores, muchos trabajamos con auto-gestión, a pulso, e incluso a veces con recursos, pero siempre con apuro. Además, estamos insertos en un sistema donde prima la ansiedad y la desesperanza, particularmente en Santiago. Este sistema también nos vende la idea de que todo lo tenemos que resolver solas, y por ende, no propicia el trabajo grupal, ni menos la colaboración con escucha” (www.fundacionentepola.org).

“El seminario representó una necesaria pausa en el hacer; necesaria porque la práctica sin la reflexión queda coja. Y necesitamos al otro para poder reflexionar bien, y para inspirarnos mutuamente a seguir soñando. Me maravilló la disposición de las participantes, la entrega, la alegría y la creatividad. Me convenció, una vez más, que estas proposiciones centrales de Freire -la construcción colectiva del conocimiento por medio del diálogo y la reflexión crítica, unida al concepto de la esperanza radical (la esperanza que activa)- son una referente potente para el trabajo teatral con la comunidad. Para todo trabajo con la comunidad, para todo trabajo que apunta a un cambio social” (www.fundacionentepola.org).

Las Pasantías

Las pasantías, dentro de ENTEPOLA. Conformadas por un pequeño grupo de personas externas al festival, ya sean jóvenes, adultos o estudiantes universitarios entre otros, y que desean conocer la experiencia y vivenciar en terreno las diferentes labores y forma de organización del festival. Son guiadas por Penélope Glass y un pequeño grupo de asesores. Los participantes deben cumplir con un itinerario, asistir al festival cada noche, a los Populteatro, a los talleres, exposiciones etc. Esta apertura del festival permite participación de gente nueva, dando renovación al mismo y con resultados positivos, siendo algunos de ellos voluntarios permanentes en la actualidad. El programa del año en que participaron 2013, constaba de lo siguiente.

Programa de Pasantía Festival Internacional de Teatro Comunitario ENTEPOLA 2013.Este programa de pasantía es una colaboración entre ENTEPOLA y Colectivo Sustento.

La pasantía consta de:

1. Conocer la experiencia del 27º Festival Internacional de Teatro Comunitario-ENTEPOLA (24 de enero al 02 febrero del 2013).
2. Presenciar todas las obras que se presentan en el Anfiteatro de Pudahuel.
3. Conocer el programa de itinerancia de ENTEPOLA en sectores populares.
4. Participar en los talleres que se imparten durante el festival, por teatristas nacionales e internacionales.
5. Participar en POPULTEATRO (programa de intercambio/conferencias sobre la práctica de teatro comunitario, nacionales como internacionales).
6. Asesoramiento y continuo diálogo entre los pasantes y los encargados de la pasantía, para evaluar y compartir las experiencias y actividades vividas, además de reflexionar sobre el teatro comunitario y/o el festival.
7. Participar activamente en la Comisión de la Programación Interna de ENTEPOLA (presentaciones en el colegio de hospedaje donde funciona la organización del festival).
8. Participar en otras actividades que se realizan en el colegio, durante el festival.
9. Escribir un informe al final de la pasantía con sus reflexiones sobre la misma.
10. Alojarse en el colegio donde funciona la organización del festival (en Pudahuel) por todos los 10 días de la pasantía, lo cual permite el contacto con los artistas y las compañías organizadoras y participantes. Se proveerá alimentación.
img_0102
Nuestra participación. ENTEPOLA

La experiencia que se vivió dentro del Festival ENTEPOLA, fue de dos años consecutivos, 2013 y 2014. En el que fuimos parte de la organización del festival. El primer año, 2013 dentro de nuestro contexto de Pasantía, conocimos y descubrimos la experiencia. Palpamos un acercamiento dentro de una organización popular de teatro por primera vez. El segundo año, formamos parte del equipo ejecutor del festival como voluntarias, trabajando en el área de producción, encargadas de “Camarines” en la que experimentamos el trabajo en comunidad para llevar a cabo un festival.

Nuestra primera impresión, al llegar a la escuela El Salitre N º 412, ubicada en la comuna de Pudahuel, fue “de vuelta a clases”, una sensación que habíamos dejado olvidada. Nos llamó la atención el espacio y su transformación, convertido en una hospedería para albergar durante los 10 días a los participantes del festival, entre ellos las compañías, y todo el equipo que participa en la realización de ENTEPOLA. Existen, además, familias completas, compartiendo la misma experiencia, dato no menor si consideramos que la familia es el primer núcleo en común al que pertenecemos, y el cual es fundamental para la conformación de una comunidad.

Dentro del proceso de pasantía asistimos los Populteatro, punto fundamental de acercamiento al tema, donde se obtuvo información relevante para la investigación de teatro comunitario en Chile. En esas jornadas, se conoció la experiencia del Colectivo Sustento, y su trabajo, visitando el Centro Penitenciario de Colina 1. Al siguiente año se pudo conocer el centro de interpretación FISURA, ubicado en la comuna de San Joaquín, Legua emergencia (2014). En Estas experiencias en terreno se presenció diferentes modos de producción de teatro popular, y comunitario en Santiago, en el marco de un festival de teatro comunitario. En estos espacios también se discute la preocupación por el concepto que trabajan, y sus necesidades de reflexión sobre el tema, ¿Qué es el teatro comunitario?

En cuanto al proceso de trabajo en el “Área de Camarines” en el año 2014, se palpo otra parte del festival, conociendo más a fondo el trabajo y el esfuerzo que significa realizarlo. El que se escapa en su modo de producción teatral, comparado con otros festivales teatrales de Santiago. Y aquí se destaca la labor fundamental del equipo de voluntarios, que trabajan con objetivos absolutamente opuestos a los tradicionales de otros festivales. El voluntariado es el motor fundamental para poner en funcionamiento la producción del festival. Allí se ve realmente el trabajo de un gran equipo, un trabajo desinteresado, donde cada uno de sus participantes son valorados y respetados por lo que son, y hacen dentro del festival. Son alrededor de 50 personas que no perciben dinero, sino más bien ellos retribuyen a la comunidad con su propio trabajo y reciben a cambio, la alegría de un niño, la gratitud de un adulto, y el apoyo de una comunidad pocas veces valorada, para dar vida a un festival gratuito. Considerando la precariedad en la que se da, debido al poco apoyo económico que recibe, desde los teatros oficiales es considerado como un teatro pobre, de poca calidad estética, es decir como un arte menor.

*Yevgeni Mayorga es profesor de expresión corporal, pantomima, teatro gestual, comediante, actor y director de escena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *