Piñera está en guerra contra la cultura

Por Alvaro Pacull L. (Desde Santiago de Chile). El día 27 de diciembre, en medio de las ya habituales manifestaciones de los días viernes en Pza de la dignidad (Ex -Pza Italia), las fuerzas represivas atacaron el Centro Cultural Cine Arte Alameda. En el lugar estaban parapetados los voluntarios de primeros auxilios que intentaban ayudar a los manifestantes heridos por el desmedido actuar policial.

Por Alvaro Pacull L. (Desde Santiago de Chile). El día 27 de diciembre, en medio de las ya habituales manifestaciones de los días viernes en Plaza de la dignidad (Ex -Plaza Italia), como es público conocimiento, las fuerzas represivas atacaron el Centro Cultural Cine Arte Alameda. En el lugar estaban parapetados los voluntarios de primeros auxilios que intentaban ayudar a los manifestantes heridos a causa del desmedido actuar policial.

El lugar es conocido como opositor a las brutales acciones represivas emprendidas por el gobierno y, por lo mismo, un «enemigo interno» en el imaginario de los ya minoritarios partidarios y defensores del gobierno. El resultado fue que el centro cultural se incendió, producto de bombas arrojadas por Carabineros.

El centro cultural, en el momento del artero ataque, se encontraba en funcionamiento y exhibía su programada muestra cinematográfica. Gracias a la oportuna reacción de los funcionarios del lugar y -según testigos- con la colaboración de algunos muchachos que se manifestaban en la calle, se pudo evitar un desenlace aún más fatídico y que podría haber costado muchas vidas. Existen, afortunadamente, videos que corroboran lo que se comunica y que acompaña esta nota.

El gobierno de manera innoble, cuando ocurren situaciones como éstas, evade responsabilidades y las centra a nivel personal en el actuar supuestamente erróneo y fuera de protocolo de los funcionarios policiales implicados.

Eso da carta libre para futuras acciones alevosas por parte del Presidente, el Ministro del Interior y en este caso del Intendente de Santiago y el general Director de Carabineros.

Ponemos en antecedentes a los lectores de Revista Puro Teatro, ya que no dudamos que el mundo del teatro manifestará su condena a este atentado, además de brindar apoyo a los afectados, como ha hecho, por ejemplo, Teatro Ictus y algunas personalidades de nuestro gremio.

Desde ya instamos a generar una carta internacional de repudio a lo que a todas luces es una violación a una parte de los derechos humanos consagrados en la Declaración Universal de Derechos Humanos: «el derecho a la educación y a gozar de los beneficios derivados de la libertad cultural y el progreso científico».

Atentar contra el Centro Cultural Alameda, sin lugar a dudas, apunta a restringir la libertad cultural que los pueblos merecen y que los gobiernos responsables están llamados a garantizar.

Imágenes del siniestro que circulan profusamente por la red

Álvaro Pacull L. es profesor universitario, actor, licenciado en estética, magíster en comunicaciones y diplomado de doctorado en estudios avanzados de literatura española c/m en teoría, historia y práctica del teatro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.