Bélgica Castro, vida y trayectoria

Un valiosísimo material nos entrega esta humana y cálida entrevista (televisiva) en profundidad en donde Bélgica Castro, recientemente fallecida un día después del deceso de su esposo, Alejandro Sieveking, dos potentes figuras de la escena nacional chilena, repasa su vida, una lejana infancia de comienzos del siglo XX, hija de padres españoles anarquistas,

Un valiosísimo material nos entrega esta humana y cálida entrevista (televisiva) en profundidad en donde Bélgica Castro, recientemente fallecida un día después del deceso de su esposo, Alejandro Sieveking, dos de las más potentes figuras de la escena nacional chilena. En la conversación, repasa su larga e intensa vida, a saber, una lejana infancia de comienzos del siglo XX, hija de padres anarquistas españoles, su formación profesional e inicios teatrales en el antiguo Pedagógico de la Universidad de Chile, la fundación del Teatro Experimental de la Universidad de Chile (la piedra angular de la escena chilena, de la cual ella fue, precisamente, uno de sus puntales), su trabajo y amistad con Víctor Jara, su compromiso político con la revolución chilena y Salvador Allende, el golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973 y, finalmente, su exilio de 10 años en Costa Rica, junto, claro está, a Sieveking

Con Víctor Jara en tiempos de La Remolienda

A través de una distendida y entretenida conversación, humana y alegre, la destacada diva criolla, lamenta la existencia del facilísimo de la actuación televisiva y la frivolidad que ha permeado la escena actual y la cultura en general en nuestra sociedad.

Asimismo, cabe consignar, que la actriz (que muchos conocían como “La Señora”), falleció a los 99 años y acaparó números premios en su larga y exitosa carrera, entre los cuales cabe destacar el Premio Nacional de las Artes 1995. Al margen de su labor puntal en la fundación del Teatro Experimental de la Universidad de Chile, creo junto a Sieveking su propia compañía, El Teatro del Ángel, en amistad y colaboración con Víctor Jara; ademas de desarrollar una importante carrera cinematográfica que la llevó a trabajar con Raúl Ruiz en Palomita blanca (1973) De hecho, su última aparición cinematográfica fue en el 2013, en la cinta Gatos viejos, de Sebastián Silva.

Información relacionada

Bélgica Castro, homenaje a una trayectoria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.