La Turia y yo

Por Nel Diago (Desde Valencia, España). Mis críticas en Cartelera Turia aparecieron en el número 768 (23-X-1978). Por aquel entonces, con su nombre o con seudónimos, esa labor la desempeñaba Josep Gandia Casimiro, compañero en la ‘Gran Enciclopedia de la Región Valenciana‘…

Por Nel Diago (desde Valencia)

Mis primeras críticas en Cartelera Turia aparecieron en el número 768 (23-X-1978). Por aquel entonces, con su nombre o con seudónimos, esa labor la desempeñaba Josep Gandia Casimiro, compañero de redacción en la Gran Enciclopedia de la Región Valenciana.

Pasó que Casimiro comenzó a hacer teatro (Teatre Estable del País Valencià) a dirigir instituciones (Teatres de la Diputación), así que me propuso que entrara yo de manera continua a ejercer la crítica en la Turia, cosa que he seguido haciendo desde comienzos de los 80.

Era la Cartelera de Vanaclocha, de los hermanos Vergara (Antonio y Vicente) de Antonio Llorens… Una publicación que seguía semanalmente desde mi adolescencia junto a La Codorniz (la revista más audaz para el lector más inteligente), el semanario Triunfo (donde José Monleón escribía sus críticas) y, ya mensualmente, Nuestro Cine y Primer Acto (ambas fundadas por Monleón, a quien considero mi maestro en el ejercicio del criterio).

Han transcurrido décadas, otros críticos teatrales han enterado y salido (algunos permanecen: Inma Garín, Quique Herreras), pero yo no he cejado en mi empeño de dar mis valoraciones por escrito, de defender aquellos proyectos en los que creo, de señalar lo que entiendo como errores, de alentar en lo posible a los creadores, de predicar las excelencias de nuestras artes escénicas, de mantener mi complicidad con los lectores…

Como dijo el poeta, nunca perseguí la gloria ni dejar en la memoria de los hombres mi cantar: si el teatro es un arte efímero, la crítica teatral ya ni te cuento…, al instante de perder su actualidad sólo puede interesar a algún historiador en el futuro.

Por ello mismo, no deja de sorprenderme que haya quien valore positivamente mi modesta y tangencial contribución al mundo de la escena, como lo hizo el pasado año la AVETID o como lo ha hecho ahora Cartelera Turia. Así que no me cabe más que agradecer, sonrojado, la distinción y exclamar convencido:

¡Arriba el telón! ¡La función debe continuar!

*Nel Diago es Doctor en Filología Hispánica, profesor titular de Historia del Teatro en el Departamento de Filología Española de la Universitat de València, donde imparte materias sobre teatro español, teatro latinoamericano y teoría y crítica del teatro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *