Dibujo

El Pincoya

Por Javier Araya (desde Buenos Aires). Cuando nos alcanzó la pandemia al cono sur, nos vimos confinados, llenos de incertidumbre. Fue ahí que busqué refugio en mis recuerdos de infancia en la costa del desierto más seco del planeta. Mientras divagaba en mi plácida infancia con nostalgia, leí un relato de mi amigo Daniel Alcaíno en su perfil de facebook